Idiófonos

los_idiofonos.jpeg

Del griego idios (propio) y fonos (sonido), incluye un numeroso y variopinto grupo de instrumentos.

Muchos de ellos son útiles creados para ejercer funciones domésticas, pero la escasez de recursos para adquirir otro tipo de instrumentos al uso, unida a una imaginación desbordante en las formas de ejecutarlos, ha propiciado a lo largo de los siglos una ingente riqueza sonora y rítmica al acompañarse mientras cantaban o bailaban.

Ordenados en función de su construcción y de su técnica directa o indirecta de interpretación pueden ser:

 

ENTRECHOCADOS:

     Castañuelas, crótalos, cucharas, cañas, piedras, tejoletas, palillos, tracanholas, huesos,…

 

PERCUTIDOS:

    Almirez y mortero, sartén o cazuela con cuchara y dedal, bigornia,  carracas y matracas, yerrillos, txalaparta,…

 

SACUDIDOS:

    Cascabeles, sonajas o sonajal, cencerro o zumbo, esquila,…

 

FROTADOS:

    Botella con estrías, huesera, ginebra arrabé, carrascas, tabla de lavar,…

 

PUNTEADOS:

    Trompa, también llamada guimbarda y arpa de boca.